viernes, 21 de octubre de 2016

LOS DETALLES Y LOS CHOQUES CONSCIENTES





Sabemos que cualquier intento de Eliminar el EGO debe estar basado en 
el auto-conocimiento del mi mismo. La habilidad que tenemos para 
observar los errores ajenos, debemos reemplazarla por la capacidad de 
reconocer nuestros propios errores. Para eso tenemos una herramienta 
clave: LA AUTO-OBSERVACION.

Hemos descripto con anterioridad el proceso de la auto-observación: 
DIRIGIR LA ATENCION HACIA EL MUNDO INTERIOR, HACIA LOS CENTROS DE LA 
MAQUINA HUMANA..

En el presente ejemplo, utilizaremos a la Lujuria por ser uno de los 
Yoes más reconocidos entre el estudiantado Gnóstico. Utilicemos la 
Imaginación Creadora para la visualizar la escena que describiremos: 

Estamos caminando en la zona central de nuestra ciudad. Una avenida 
muy transitada, con el ruido y la confusión que provocan las bocinas, 
los escapes de los vehículos en su constante avanzar y detenerse, 
para volver a marchar nuevamente.

Junto a nosotros, avanzan un grupo de jóvenes charlando entre si 
amigablemente. Mujeres preocupadas por encontrar en las vitrinas o 
escaparates de las tiendas los artículos que ellas necesitan comprar. 
Algunas de ellas van con sus niños, que insisten en soltarse de las 
manos de sus madres para poder realizar alguna travesura. Hombres 
maduros, algunos con el ceño fruncido, otros caminando 
despreocupados, completan el escenario de nuestro paseo.

Tenemos que prestar atención a nuestros pasos, ya que a veces un 
joven distraído se cruza en nuestro camino. Nosotros estamos pensando 
en la hora, ya que debemos realizar un trámite bancario y nos 
preocupa que no lleguemos a tiempo.

Imprevistamente, entre las personas que transitan en el sentido 
opuesto de nuestra marcha, reconocemos un rostro familiar. Es una 
joven mujer que, al igual que nosotros, marcha recluida en sus 
preocupaciones. Estamos a unos metros de ella. La reconocemos, es una 
amiga de nuestro barrio o colonia. 

Calculamos los metros que faltan para cruzarnos, y nos aseguramos de 
ubicarnos justo frente a su trayectoria. Observamos su vestido 
floreado, el pelo suelto que se mueve acompañando su caminar. Lleva 
en sus brazos una carpeta negra, junto con un libro de tamaño 
mediano. Aún no ha reparado en nosotros.

Su rostro bello, con leves toques de maquillaje, resalta aún más su 
frescura juvenil. Nos sentimos atraídos hacia ella. Repasamos 
velozmente nuestra vestimenta, acomodamos nuestra camisa alisando 
algunos pliegues, repasamos nuestro peinado con la mano y en 
instantes tratamos de pensar en alguna excusa que nos permita 
entablar una conversación con ella. Nos sentimos acalorados, nuestras 
mejillas las sentimos más tibias, notamos que las palmas de nuestras 
manos están más húmedas. Y su cercanía inevitable acelera nuestra 
respiración y notamos un estado de alerta generalizado, como que 
todos nuestros sentidos están enfocados en la figura de nuestra joven 
amiga.

Llegamos a enfrentarla, y con un gesto de sorpresa, sonreímos ante 
ella y la saludamos efusivamente. Le preguntamos hacia adonde se 
dirige, y nos ofrecemos a acompañarla, aún sabiendo que llegaremos 
tarde a nuestro trámite bancario. Caminamos junto a ella, observando 
como toda su figura se contornea ante cada paso. Simulamos 
indiferencia, pero secretamente tratamos de mirar entre su escote, 
imaginando el tamaño y la forma de sus senos. 

Nos cuesta concentrarnos en la charla con ella. Sus preguntas y 
comentarios sobre lo que estamos haciendo en esa avenida nos 
descoloca. Repasamos en nuestra mente una variedad de excusas, y 
elegimos aquella que parece ser la más adecuada.

Evaluamos sus reacciones, tratando de descubrir en sus palabras y 
movimientos alguna señal que demuestre que no le somos indiferentes. 
Observamos su sonrisa, tratamos de llamar su atención para que dirija 
su mirada hacia nosotros. En nuestro cuerpo, sentimos un calor 
generalizado que lo recorre de punta a punta.. 

Asociamos el sentir nuestro a otro encuentro con otra joven, con la 
cual mantuvimos un breve romance. Recordamos las experiencias vividas 
con ella, rememoramos su figura, volvemos a sentir las mismas 
sensaciones de excitación que en aquellos días nos perturbaron.

Incluso recordamos el aroma de la piel que percibíamos en los 
apasionados encuentros sexuales que vivimos con aquella chica. Y 
luchamos por responder con coherencia a las preguntas que nos hace 
nuestra amiga mientras caminamos. Nos sentimos aturdidos. A nuestro 
alrededor desaparecieron los bocinazos, los ruidos del escape, el 
bullicio de la avenida.

Nuestros cinco sentidos están enfocados en nuestra acompañante. 
Estamos llegando al lugar donde nos debemos separar, y nuestra mente 
busca frases y excusas para comprometer una cita futura con ella. No 
quisiéramos separarnos sin lograr un nuevo encuentro. Nos detenemos. 
Debemos separarnos, cada cual seguirá direcciones opuestas. 

Nos despedimos, concertando otra reunión. La vemos alejarse, y 
nuestra mirada se fija en su cuerpo, en toda su figura. Mentalmente, 
proyectamos esa cita imaginando momentos placenteros. En nuestro 
rostro brilla la mirada, sonreímos abiertamente, y una sensación de 
bienestar nos inunda.
Aspiramos profundamente, hinchamos nuestro pecho y retomamos nuestro 
camino, alegres y contentos por el encuentro que tuvimos.

Hasta aquí el relato.

Un encuentro casual que se produce en todas las ciudades del mundo 
entre dos jóvenes

¿Y donde está la Gnosis? La sabiduría está en tomar conciencia de 
todos y cada uno de los defectos psicológicos (DETALLES) que en el ejemplo 
planteado se presentaron, a través de la Auto-observación.

Si nosotros hubiésemos sido el joven protagonista del encuentro, 
deberíamos de haber notado varias cosas, que separaremos en etapas o 
niveles, al solo efecto de comprender las manifestaciones egoicas.

Primer Nivel:


“...Imprevistamente, entre las personas que transitan en el sentido 
opuesto de nuestra marcha, reconocemos un rostro familiar. Es una 
joven mujer que, al igual que nosotros, marcha recluida en sus 
preocupaciones. Estamos a unos metros de ella. La reconocemos, es una 
amiga de nuestro barrio o colonia. “

Al auto-observarnos, debemos reconocer la actividad en el Centro 
Sexual. Es el Centro más veloz de todos. Trabaja procesando los 
IMPULSOS SEXUALES. Su reacción es tan veloz, que procesa en 
milésimas de segundo la compatibilidad entre dos seres de sexos 
opuestos. Con mucha ejercitación, es posible percibirlo claramente 
como una sensación de electricidad estática que recorre la zona 
genital, generando incluso calor o elevación de la temperatura en 
esa región. Por supuesto, esto no debe confundirse ni con la 
excitación que produce erección en el varón, ni los mecanismos de 
excitación en la mujer.


“...Calculamos los metros que faltan para cruzarnos, y nos aseguramos 
de ubicarnos justo frente a su trayectoria”. 

Aquí debemos ser conscientes del trabajo en el Centro Motor, el 
Centro encargado de controlar todos nuestros movimientos.


“... Nos sentimos atraídos hacia ella” La atracción puede estar 
asociada a la actividad del Centro Sexual o también del Centro 
Emocional. Unicamente la experiencia en la Auto-observación nos 
permite reconocer y diferenciar estos dos Centros.


“...Repasamos velozmente nuestra vestimenta, acomodamos nuestra 
camisa alisando algunos pliegues..” Nuevamente Centro Motor.

“... y en instantes tratamos de pensar en alguna excusa que nos 
permita entablar una conversación con ella. ..” Pensamientos. Centro 
Intelectual.

“...Nos sentimos acalorados, nuestras mejillas las sentimos más 
tibias, notamos que las palmas de nuestras manos están más 
húmedas...” Centro Instintivo. Controla todos los mecanismos 
fisiológicos

Hasta aquí, podemos decir que si hemos descubierto a la lujuria y 
hemos observado el proceso en los Centros, podemos comprender que el 
objetivo de ella es tener una aventura amorosa, y es necesario e 
indispensable suplicarle a nuestra Divina Madre que elimine esta 
manifestación de Lujuria El ruego y la súplica deben ser reiterados 
y sentidos auténticamente


SEGUNDO NIVEL.

Continuemos con nuestro análisis:

“... Caminamos junto a ella, observando como toda su figura se 
contornea ante cada paso. Simulamos indiferencia, pero secretamente 
tratamos de mirar entre su escote, imaginando el tamaño y la forma de 
sus senos...”

Aquí ya la Lujuria nos domina completamente. El demonio del Deseo 
aparece y utiliza todos nuestros Centros . 

“...Evaluamos sus reacciones, tratando de descubrir en sus palabras y 
movimientos alguna señal que demuestre que no le somos indiferentes. 
Observamos su sonrisa, tratamos de llamar su atención para que dirija 
su mirada hacia nosotros. En nuestro cuerpo, sentimos un calor 
generalizado que lo recorre de punta a punta...”

Todos nuestros Centros están al servicio de la Lujuria. Si en este 
momento logramos descubrirla, nos habremos perdido los detalles de su 
funcionamiento. Igualmente, podemos suplicar a nuestra Divina Madre 
que elimine nuestro defecto. Al no haber conocimiento de los 
detalles en su accionar, la comprensión puede ser nula o muy poca, lo 
que limita la Eliminación (recordemos que únicamente eliminamos lo 
que hemos comprendido)

TERCER NIVEL:


.”... Asociamos el sentir nuestro a otro encuentro con otra joven, 
con la cual mantuvimos un breve romance. Recordamos las experiencias 
vividas con ella, rememoramos su figura, volvemos a sentir las mismas 
sensaciones de excitación que en aquellos días nos perturbaron.

Incluso recordamos el aroma de la piel que percibíamos en los 
apasionados encuentros sexuales que vivimos con aquella chica. Y 
luchamos por responder con coherencia a las preguntas que nos hace 
nuestra amiga mientras caminamos. Nos sentimos aturdidos. A nuestro 
alrededor desaparecieron los bocinazos, los ruidos del escape, el 
bullicio de la avenida.

Nuestros cinco sentidos están enfocados en nuestra acompañante. 
Estamos llegando al lugar donde nos debemos separar, y nuestra mente 
busca frases y excusas para comprometer una cita futura con ella. No 
quisiéramos separarnos sin lograr un nuevo encuentro. Nos detenemos. 
Debemos separarnos, cada cual seguirá direcciones opuestas. 

Nos despedimos, concertando otra reunión. La vemos alejarse, y 
nuestra mirada se fija en su cuerpo, en toda su figura. Mentalmente, 
proyectamos esa cita imaginando momentos placenteros. En nuestro 
rostro brilla la mirada, sonreímos abiertamente, y una sensación de 
bienestar nos inunda.
Aspiramos profundamente, hinchamos nuestro pecho y retomamos nuestro 
camino, alegres y contentos por el encuentro que tuvimos...”

Hemos sido presa de la Lujuria en todos los matices. Aparecieron el 
Demonio del Deseo, el Demonio de la Mente y el Demonio de la Mala 
Voluntad.. El Demonio del Deseo nos lleva a proyectar encuentros 
futuros. El Demonio de la Mente busca en los archivos de nuestra 
memoria encuentros sexuales pasados. Y el Demonio de la Mala Voluntad 
nos hizo olvidar el trámite que estábamos por realizar.

Caímos en la fascinación con el Mundo Exterior. Nos olvidamos de 
nosotros mismos y hemos alimentado nuestra Lujuria enormemente.. Si 
en este nivel reconocemos a los defectos, ES INDISPENSABLE REVISAR 
TODA LA ENSEÑANZA PSICOLOGICA, YA QUE EN ESTE NIVEL ES IMPOSIBLE 
DESPERTAR CONCIENCIA. SI CREEMOS QUE EN ESTE NIVEL ESTAMOS CUMPLIENDO 
EL PRIMER FACTOR, NOS ESTAMOS AUTOENGAÑANDO MISERABLEMENTE .

IMPORTANTE: Aclaro que el V.M. SAMAEL JAMAS ENSEÑO ESTOS TRES 
NIVELES. Es una técnica didáctica para lograr explicar un tema tan 
complejo como lo es la Psicología Gnóstica Práctica. Unicamente he 
utilizado este mecanismo para transmitirlo via texto, ya que este 
ejercicio debe ser realizado con los estudiantes presentes, para 
poder aclarar las innumerables dudas que pueden surgir.

Este ejercicio es un simple mecanismo que pretende lograr que un 
estudiante gnóstico en Primera Cámara descubra y entienda el proceso 
de la Auto-observación. 

Recordemos que es necesario ENTENDER una teoria para llevarla a la 
PRACTICA y así lograr COMPRENDER una enseñanza.


Alejandro Zalazar

viernes, 19 de agosto de 2016

DEL DICHO AL HECHO HAY MUCHO TRECHO...

Hasta aquí hemos descrito la Auto-observación y su importancia en el trabajo de los "detalles". Pero no deja de ser letra muerta si no lo practicamos. Veamos si podemos descubrir al Ego actuando "in fraganti":

Primer Ejemplo:

Estás frente al monitor, leyendo estas líneas. Piensas "cuantas burradas dice este tipo", Yo sé como trabajar con el Ego.
A nuestro orgullo no le sienta bien nada nuevo. Por lo tanto, busca generar pensamientos que justifiquen nuestros actos y rechaza cualquier posibilidad de cuestionar nuestro saber y entender sobre la Gnosis. Aquí tenemos al ORGULLO trabajando en el Centro Intelectual.
Junto al pensamiento, es posible percibir un leve acaloramiento en nuestras mejillas (Centro Emocional), una rigidez en los músculos de nuestra cara junto a una contracción de pupilas y cejas (Centro Motor) por que estamos tratando de demostrar que lo que leemos "no sirve para nada" y buscamos en nuestra memoria párrafos de libros escritos por Samael que reafirmen nuestra convicción de "saberlo todo" (Centro Intelectual).
Agudizamos nuestra vista sobre el monitor (Centro Instintivo) y nos re-acomodamos en la silla  (Centro Motor) para continuar debatiendo mentalmente con "este tipo".  Sentimos leves cambios de temperatura en nuestro cuerpo (Centro Instintivo), y una sensación "agradable" por que creemos poder rebatir lo que este tipo dice (Centro Instintivo) al recordar una Conferencia de psicologia gnóstica (Centro Intelectual). Nos sentimos contentos y felices (Centro Emocional), al descubrir que sabemos más que este tipo.
Todo este proceso lo movió nuestro ORGULLO.

Segundo Ejemplo:

Estás frente al monitor, leyendo estas lineas. Notas una sensación de aburrimiento (Centro instintivo). Lo que lees no te atrae. Te parece superficial el estudio de la psicologia gnóstica. Quisieras encontrar mamtrams o ejercicios para desarrollar facultades, ya que te interesa desarrollar poderes o facultades. Está trabajando tu CODICIA. Recorres con la vista el mensaje escrito, sin interesarte nada, tu cuerpo se re-acomoda (Centro Motor) y diriges tu vista a la mesa cercana donde ves un plato, y aparece una sensación de hambre (Centro Instintivo), aunque hace muy poco que cenaste y estás satisfecho, pero te levantas y te preparas un sándwich (Centro Motor) satisfaciendo a  tu GULA.

Tercer Ejemplo:

Estás frente al monitor, leyendo estas lineas. Te concentras en las frases, ya que te sorprende lo que lees, que son novedad para tí. Te invade una sensación agradable (Centro Instintivo) y comienzas a proyectar en tu mente un encuentro con amigos (Centro Intelectual). Piensas comentarles este trabajo como descubrimiento tuyo (ORGULLO). Sientes alegría (Centro Emocional). Aparecen en tu cara gestos y modos de expresión (Centro Motor) que manifiestan tu contento por este descubrimiento.
Te imaginas dando una charla en tu Centro Gnóstico (Centro Intelectual)  frente a tus compañeros que se deslumbran con tus palabras (ORGULLO). te agradaría dar una charla brillante (CODICIA), similar a lo Misioneros que escuchaste y con los que te identificas (ENVIDIA).

Estos ejemplos simples señalan el primer paso en la Muerte del Yo: EL DESCUBRIMIENTO.

Recordemos que este paso se complementa con la COMPRENSIÓN  y luego la ELIMINACIÓN de nuestros Defectos Psicológicos.

Si no logras Descubrir al menos tres Defectos Psicológicos manifestándose en los Centros en el lapso de 10 minutos controlados por reloj, pues debes revisar todo lo que conoces de la Psicología Gnóstica.


Alejandro Zalazar


martes, 17 de mayo de 2016

EL SENTIDO DE LA AUTO-OBSERVACIÓN

Para lograr transformar nuestra existencia, para lograr la Iluminación, para Despertar Consciencia, para realizar la Muerte Mística, necesitamos alcanzar el dominio de lo que en la psicología gnóstica conocemos como la técnica de la Auto-observación.
Por definición, auto-observarse es dirigir la atención hacia el Mundo Interior. Lo opuesto, la Observación, es dirigir nuestra atención hacia el Mundo Exterior.  
Hasta aquí parece sencillo auto-observarse, pero... ¿que tengo que observar?
Muchas Instituciones Gnósticas responden generalidades ante esta pregunta. Y el estudiante termina contando sus pasos, preocupándose por el bostezo, tratando de darse cuenta si le sobreviene un ataque de risa, o descubriendo una erección...
Banalidades. Tonterías.
Debemos TOMAR CONSCIENCIA DE NUESTROS PENSAMIENTOS, MOVIMIENTOS, EMOCIONES, SENSACIONES E IMPULSOS SEXUALES.
Y para tomar consciencia de esto, primero debemos ubicar, diferenciar y reconocer cada uno de los Cinco Centros. En nuestra vida personal, si necesitamos abarrotes,alimentos, vamos a un Supermercado o un almacén para comprarlos. No se nos ocurriría ir a un Vivero, por ejemplo.
Del mismo modo, nosotros debemos DIRIGIR nuestra atención al Centro correcto.
Los pensamientos se generan en el Centro Intelectual, procesados en el Cerebro.
Los Movimientos del cuerpo fácilmente se descubren, pero debemos hacer uso del sentido del Tacto para hacernos conscientes de todo el cuerpo.
Las emociones son más difíciles de descubrir. Debemos prestar atención a todo nuestro mundo interior, y descubrir las sutiles alteraciones que en nuestro cuerpo físico producen las emociones. No olvidemos que el Centro Emocional está ligado al Sistema Nervioso, por lo tanto, las emociones recorren y afectan a todo el cuerpo, de pies a cabeza.  Descubrirlas, reconocerlas y diferenciarlas de las Sensaciones puede llevarnos mucho tiempo, mucha práctica.
Las Sensaciones son propias del Centro Instintivo. Sueño, hambre, cansancio, frío, calor, son sensaciones propias del mecanismo fisiológico de nuestro cuerpo físico.
Pero existen dos sensaciones fundamentales en nuestra vida diaria que pasan completamente inadvertidas: SENSACIONES AGRADABLES Y SENSACIONES DESAGRADABLES.
Nuestro Ego utiliza muy a menudo el Centro Instintivo para comenzar a dominarnos, para manifestarse.
El borracho se SIENTE muy bien cuando entra en un bar. El codicioso se SIENTE muy bien cuando ingresa a un banco o a una financiera. El lujurioso se SIENTE muy bien en situaciones eróticas...
Y qué decir del SEXO. Muchos creen que el Centro Sexual trabaja cuando se eriza el miembro viril, o cuando la mujer está a punto de lograr un orgasmo.
En realidad, en la práctica, el Centro Sexual se delata con un leve cosquilleo, casi como una destello de corriente estática en la zona genital.
Y esto se activa ante cualquier estímulo, presente, pasado o futuro.
Aprender a reconocer y diferenciar los Centros nos abre las puertas del trabajo en la Muerte Mística y nos marcan los Detalles que debemos trabajar.
Si al leer esta nota eres capaz de reconocer tus pensamientos, ubicar perfectamente todo tu cuerpo físico, reconocer las emociones que mis comentarios te generan, descubrir las sensaciones que vives en este momento, o "captar", "percibir" una actividad en el Centro Sexual tienes las herramientas en tus manos para Despertar Conciencia.

Alejandro Zalazar    

domingo, 1 de mayo de 2016

¿MEDITACIÓN DE SAMAEL O MUERTE EN MARCHA DE RABOLÚ ? 2DA. PARTE

¿Meditación en la Muerte del Yo?  ¿Muerte en Marcha?

A  pesar de las diferencias, es posible encontrar un elemento común en ambas técnicas. Siempre valoramos lo que el V.M. Samael nos legó como enseñanza, pero debatimos muy poco su contenido.
Nuestras diferencias institucionales, nuestras dudas y limitaciones nos impiden intercambiar datos, requerir informaciones, ampliar el horizonte de nuestra comprensión de la sabiduría gnóstica.
Nos limitamos a escuchar a nuestros Misioneros, a nuestros Instructores, y muchas veces quedamos rehenes de la visión que nuestros dirigentes tienen sobre la Gnosis.

¿Que tienen en común las dos Técnicas?

La Auto-observación

¡Que significa Auto-observarse?  Significa SER CONSCIENTES  DE NUESTROS ESTADOS PSICOLÓGICOS Y PROCESOS FISIOLÓGICOS.

¿Por qué es importante Auto-observarse?

Porque sin auto-observación no tenemos elementos para Meditar en la Muerte del Yo.
Porque sin auto-observación no encontramos los "detalles" para aplicar la Muerte en Marcha.

Nosotros, como estudiantes gnósticos, podemos investigar en los Sephirotes, podemos leer acerca de los Secretos del Dragón Amarillo, podemos conocer las Razas y Sub-razas de este Planeta, podemos discutir sobre los aspectos de la Evolución e Involución, PERO SI NO SABEMOS AUTO-OBSERVARNOS NI SIQUIERA SOMOS ASPIRANTES A ESTUDIANTES GNÓSTICOS.

Y, lamentablemente, la Auto-observación es lo que MENOS SE ENSEÑA EN LAS INSTITUCIONES GNÓSTICAS. Se la menciona, se la describe, pero NO SE PRACTICA.
La auto-observación es como el sentido común: es lo que menos se aplica en las instituciones.
Los Maestros nos enseñaron que cuando una duda nos impide comprender una enseñanza esotérica, debemos recurrir al sentido común.

El Maestro Samael nos decía que debemos DESPERTAR EL SENTIDO DE LA AUTO-OBSERVACIÓN. Necesitamos practicar intensamente esta técnica hasta lograr desarrollarla como un sentido mas. Debemos ser capaces de ver, tocar, oir, gustar, oler  y SER CONSCIENTES DE NUESTRO MUNDO INTERIOR.

Si no logramos esto, seremos como la metáfora que alguna vez utilizó el Maestro: seremos unos charcos que nos creeremos océanos de sabiduria. Una de las peores manifestaciones de nuestro Misticismo Egoico.

Alejandro Zalazar












lunes, 24 de febrero de 2014

¿MEDITACIÓN DE SAMAEL O MUERTE EN MARCHA DE RABOLÚ? 1ª PARTE

Entre los misioneros gnósticos existen diferencias en las técnicas  que utilizamos los estudiantes para realizar un Trabajo Esotérico Gnóstico que nos permita Despertar Conciencia.
La principal diferencia se encuentra en el método que postula Samael Aun Weor, conocida generalmente como Meditación en la Muerte del Yo, y la llamada Muerte en Marcha pregonada por el V.M. Rabolú.
Esta diferencia ha provocado la división de Instituciones, grupos, Lumisiales, y han llevado estas diferencias al campo de la actividad pública y en las llamadas Redes Sociales.
Un gran porcentaje de las agrupaciones siguen el método enseñado por el fundador de las Instituciones gnósticas, pero muchos de sus líderes lo hacen por conveniencia, no por convicción.
Los llamados grupos rebeldes son quienes pregonan la Muerte en Marcha, y descalifican al resto del estudiantado gnóstico.
¿Existen diferencias reales entre ambas técnicas, o son caprichos dominados por el Ego?
Para resumir, debemos ver las similitudes y las diferencias que existen entre ambas técnicas:
La Meditación en la Muerte del Yo exige tiempo y espacio físico para hacerla. No se puede Meditar en cualquier lado, debemos estar aislados de ruidos molestos y sin compañías cercanas que nos puedan interrumpir.
Necesitamos disponer de tiempo libre, ya que nos exige mínimo una hora, pero para obtener resultados concretos este tiempo es insuficiente.
Estas dificultades para Meditar lleva, por lo general, a que los Estudiantes Gnósticos mediten únicamente en los Lumisiales. Y dependiendo de las autoridades de los grupos, se medita o no. Por lo general, es necesaria mucha disciplina interior y una tremenda fuerza de voluntad para aplicar esta técnica en la vida diaria de cualquier persona.
Lo normal es que terminemos durmiéndonos en las prácticas de Meditación en el Lumisial, o fingir que meditamos en casa, tratando de auto-convencernos que estamos luchando por Despertar Conciencia.
¿El resultado?
Fingimos que trabajamos sobre nosotros mismos y fingimos creer que nuestros compañeros también trabajan sobre sí mismos.

¿Que es la Muerte en Marcha?
Esta técnica supone una actitud vigilante sobre las manifestaciones de nuestros defectos psicológicos y una comprensión que lleve a eliminarlo de nuestra psiquis.
No necesita tiempo libre para hacerlo, ya que debemos aplicarla en todo momento, mientras permanecemos activos con el cuerpo físico, y tampoco necesitamos un lugar determinado para practicarla, ya que debemos hacerlo en todo tiempo y lugar.
Aparentemente, la Muerte en Marcha es superior a la Meditación en la Muerte del Yo.
Sin embargo, la experiencia demuestra que en los grupos del Maestro Rabolú existen las mismas peleas, los enfrentamientos y diferencias comunes a los grupos que siguen las orientaciones del V.M. Samael Aun Weor.
¿Por qué ocurre esto? Principalmente, porque el Maestro Rabolú no pudo transmitir una didáctica completa que permita aplicar la Muerte en Marcha con facilidad y comprensión.
Su explicación se resume a Los Detalles. Todo empieza y termina en Los Detalles.
Y la comprensión que cada estudiante tiene del significado de estas palabras es totalmente personal, individual.

Alejandro Zalazar

    

viernes, 29 de noviembre de 2013

EL DIFÍCIL EQUILIBRIO ENTRE EL ESOTERISMO Y EL FANATISMO

El Sendero del Filo de la Navaja define las dificultades que el esoterismo gnóstico que transmitió Samael Aun Weor espera a quienes aplican la enseñanza en su vida.
El mensaje transmitido por Victor Manuel Gomez es tan amplio, tan diverso y, a veces, tan contradictorio que resulta una tarea muy ardua definir un método para aplicarlo.
Por ello, por ser tan amplio su contenido, los estudiantes gnósticos interpretamos la enseñanza de formas tan distintas, tan diversas, que cuesta mucho presentar al gnosticismo de Samael como una Organización o una Institución mundial.
El inventario de las Organizaciones gnósticas surgidas del mensaje de Samael Aun Weor es tan variado que abarca desde Círculos Herméticos hasta Iglesias públicas, ofreciendo un espectro tan amplio de interpretaciones de la enseñanza que difícilmente sus miembros reconozcan en los otros ser partícipes de una misma enseñanza.
Si tratamos de clarificar el mensaje gnóstico, debemos preguntarnos ¿cuál es su finalidad? y la respuesta surge clara: Despertar Conciencia.
Y en esta respuesta está implícita otra característica: el Despertar de la Conciencia es individual, personal, intransferible...
Esto es lo que Samael Aun Weor definió como Escuela de Regeneración. Y esta Escuela de Regeneración también tiene una característica: es Hermética, en su esencia. Es Hermética por que sus actividades son privadas, no públicas. Y es Hermética en el plano individual por que la práctica de la Gnosis y sus resultados son propios de cada individuo.
Comprender estas características nos ayudan a conservar el equilibrio necesario para mantenernos firmes en nuestras convicciones y alejarnos del fanatismo, que a nada bueno nos conduce.

La definición de fanático es: persona que defiende con tenacidad y apasionamiento creencias u opiniones, sobre todo religiosas o políticas.

Y la Gnosis ¿es una creencia? No, es un conocimiento superior que debemos experimentar para aplicarla en nuestra vida, para lograr la llamada Auto-gnosis.
La enseñanza gnóstica ¿necesita que la defendamos con apasionamiento y tenacidad?
No, porque la Gnosis (el conocimiento) está más allá de los Maestros, de los seres Humanos y de los seres Divinos. Recordemos que el hombre no engrandece a la sabiduría, por el contrario, es la sabiduría la que engrandece al hombre.
Cuando nos olvidamos de estos postulados, cuando nos olvidamos cuál es el rol de la enseñanza en nuestra vida, perdemos el equilibrio interior y caemos en el fanatismo.
Y el fanatismo nos lleva a creer que toda persona debe ser gnóstica. El fanatismo nos lleva a creer que nuestra enseñanza es superior a todas, olvidando que cada Doctrina merece nuestro respeto por ser parte de la manifestación Divina en la Humanidad.
Cada Religión, cada Escuela, cada Doctrina cumple un papel en el desarrollo espiritual de la Humanidad. Y debemos respetar a todas y a todos los Seres que participen de ellas.
El Libre Albedrío no es simplemente hacer nuestra voluntad. El Libre Albedrío también es lo que debemos respetar en nuestros semejantes.
Si no respetamos el Libre Albedrío ajeno, estamos violando una Ley Universal.
Practicar la enseñanza es nuestra decisión. Difundirla es nuestra tarea. Pero respetar el pensamiento ajeno es nuestra obligación.
No podemos obligar a nadie que acepte la enseñanza si no lo quiere hacer. Tampoco debemos obligar a otros Estudiantes Gnósticos que acepten nuestra interpretación de la enseñanza, ya que, en definitiva, cada uno de nosotros debe lograr el Auto-conocimiento.
El fanatismo nos aleja de la verdad, del conocimiento. Recordemos que la enseñanza es para los pocos.
Y no es para los pocos por ser elitista. Es para los pocos porque muy pocas personas logran Despertar Conciencia.

Reflexionemos en esta frase atribuida al Gran Kabir:

"...de mil que me buscan, uno me encuentra. De mil que me encuentran, uno me sigue. De mil que me siguen, uno es mío..."

Alejandro Zalazar




viernes, 23 de agosto de 2013

¿ PORQUÉ LA GNOSIS ES "PARA LOS POCOS" ?

Han transcurrido 65 años desde que Victor Manuel Gomez Rodriguez se lanzó a la difusión pública del Esoterismo Gnóstico. Desde Colombia, y luego desde México, completó la difusión de su mensaje en libros, conferencias, diálogos con discípulos, etc.
Su labor Misional se centró en la República de México, hasta su fallecimiento, el 24 de Diciembre de 1977.
Desde el inicio, muchísimas personas escucharon sus enseñanzas y practicaron la Gnosis. Con misioneros prácticamente autodidactas (los Monasterios formalmente iniciaron su labor en 1973) la enseñanza se extendió poco a poco a toda latinoamérica. Luego, pasó a España y desde allí al resto de Europa.

¿Que pasó con los miles y miles de personas que recibieron la enseñanza, desde la década del 50?

Pocos discípulos directos permanecen en las Instituciones Gnósticas. Muchos ya fallecieron, y quienes permanecen aún sólo compartieron los últimos años de la vida de Victor Gomez. Misioneros, Instructores, Sacerdotes, Isis que estuvieron activos en las Organizaciones hasta 1977 hoy se encuentran retirados, no solo de las Instituciones Gnósticas, también se alejaron de la enseñanza.
Además, es incalculable la cantidad de personas que transitaron por los Lumisiales Gnósticos.
Siempre se manejó un dicho que reseñaba la dificultad de vivir la enseñanza gnóstica en las Instituciones:

   "la Gnosis es como un tren en marcha. Muchos se suben a él, muchos se bajan,                             pero muy pocos llegan al final del recorrido"

¿Por qué tan pocos permanecen en el Tren de la Gnosis? ¿Por qué muchos se bajaron de ese tren? ¿ Por qué tantos no sólo abandonaron las instituciones, por qué dejaron la enseñanza?
Hay muchas posibles respuestas para estas dudas, y cada uno de nosotros puede tener conclusiones propias sobre estos interrogantes. Y sin duda que la amplitud del esoterismo gnóstico provoca adhesiones emotivas, identificaciones, fascinación por lo que se puede lograr vivir. Un sinnúmero de posibles experiencias metafísicas, espirituales.

Pero... ¿cuánto de esa enseñanza logramos experimentar, vivir?

Allí se encuentra el centro del problema. Muchas personas adhieren a la Gnosis como creencia, como doctrina espiritual, pero no se preocupan por experimentarla, por comprobar si lo que les explican o ellos mismos enseñan es verdad, se corrobora en los hechos.
Esta actitud, tomar la gnosis como doctrina religiosa, como teoría espiritual, se contradice con los postulados de su fundador, Samael Aun Weor. Él siempre insistió en la necesidad de comprobar la teoría,  vivir la enseñanza.
Y esta postura genera dos consecuencias: por un lado, personas fanáticas que defienden la doctrina y a su fundador sin analizar nada, aceptando todo como si fuera Dogma de Fé.
Y por otro lado produce frustración, desencanto, cuando no logran experiencias que estén más allá de las leyes del mundo físico.
Cuando la enseñanza simplemente queda en el intelecto, no podemos esperar grandes cambios ni firmeza en las convicciones. Tarde o temprano, una nueva teoría o una doctrina más "afable", más "amistosa" que los duros conceptos de Samael nos ilusionan con un cambio, nos tranquilizan haciéndonos creer que con nuestra vida común y corriente podemos llegar a la "Iluminación".
En cambio, cuando se experimentan sucesos que escapan a las leyes físicas, que se relacionan con percepciones o eventos ultrasensoriales antes, durante o después de conocer la enseñanza gnóstica,  nada ni nadie puede separarnos del esoterismo.
Y aclaro: el esoterismo como enseñanza oculta no solo pertenece al gnosticismo. Está presente en cualquier Escuela Iniciática auténtica. La diferencia con otras Escuelas es que el gnosticismo de Samael acerca al público en general a las doctrinas ocultas.
Y en el esoterismo encontramos varias versiones, y los puntos de encuentro y las diferencias con otras Escuelas Esotéricas son claras y concretas: Los Tres Factores.
Allí, en los Tres Factores, tenemos las síntesis del Gnosticismo de Samael, diferente al resto de las Doctrinas Gnósticas de otras épocas de la humanidad.

Alejandro Zalazar


miércoles, 19 de junio de 2013

LA "IMAGEN" DE SAMAEL - LA REALIDAD DE VICTOR GOMEZ

Uno de los mayores dilemas que enfrentamos los estudiantes gnósticos es la desvalorización de la enseñanza que hacen los detractores de Samael basados en la historia de vida de Victor Manuel Gomez Rodriguez.
Para quienes desconocen la historia del Maestro, él tuvo durante su vida conductas contrarias a las enseñanzas gnósticas, que se conocieron muchos años después de su muerte. Relatos de su esposa, Arnolda Garro. Relatos de los hijos que tuvo con su primera mujer, Sara Dueñas.
Su relación con la bebida, sus aventuras amorosas fuera del matrimonio...
Este panorama, visto fuera del conocimiento esotérico, lleva a muchos a considerar a Victor Gomez como un Mitómano, alcohólico y mujeriego.
¿Cuánto de realidad o de mito hay en estas definiciones?
Los relatos son veraces. Se corresponden con su juventud y su etapa de adulto.
¿Podemos separar la vida de Victor Gomez de la actividad pública de Samael?
Para encarar este tema debemos entender quién es Victor Gomez y quién es Samael Aun Weor.
Víctor Manuel Gomez Rodriguez fue una persona humana, con una fecha de nacimiento y de muerte. Con una etapa de niñez, juventud y adulto.
Samael Aun Weor ES UN ESPÍRITU. Como tal, como Ser Espiritual, no tiene nacimiento ni muerte, existe antes de Victor Gomez y existe después de Victor Gomez.
Al igual que el resto de los espíritus, como el que anida en nuestro interior y nos dá vida, es eterno, es perfecto.
La diferencia entre los Espíritus es el nivel o grado de Perfección que logran, a través de un determinado proceso. Samael es un Espíritu elevado, con un grado de perfección muy alto.
Como todo espíritu, necesita vincularse a un Cuerpo Físico humano para manifestarse en esta Tercera Dimensión. Y en 1917 se vinculó a quién conocimos como Victor Gomez.
El proceso de vinculación, de conexión, de manifestación del Espíritu en la humana persona es lo que esotéricamente se conoce como "La Iniciación".

¿Qué significa esto?

Qué la manifestación del Ser (nuestro Espíritu) en nuestro Cuerpo Físico no es automática, no es una conexión sencilla, como quién enchufa un aparato en un tomacorriente. Siempre existen dificultades, anomalías, interferencias que dificultan, y pueden incluso anular la manifestación del Ser en nuestro cuerpo.
Nadie se acuesta inconsciente y se levanta Maestro.
Hay todo un proceso de elaboración, de asimilación de energías que llevan poco a poco a que el Ser se pueda manifestar en nuestro cuerpo. Durante ese proceso, durante ese período de adaptación del cuerpo físico para que se manifieste el Ser las cualidades y los defectos de la personalidad humana actúan en la tercera dimensión, se manifiestan en el mundo físico.
Eso es lo que ocurrió con Victor Manuel Gomez Rodriguez.
La conexión plena con su Real Ser, con Samael, ocurrió el 27 de Octubre de 1954, a la edad de 37 años.
Ya habían nacidos sus dos hijos con Sara Dueñas: Salomón e Imperator Gomez Dueñas. Ya habían nacido los hijos que tuvo con Arnolda Garro:  Isis, Hipatya, Horus y Osiris Gomez Garro.
Ya habían pasado sus etapas juveniles explorando las distintas Escuelas y Doctrinas esotéricas. Ya había experimentado con la Magia en todas sus versiones.
Ya había publicado todos sus primeros libros dando palos a diestra y siniestra a todas las organizaciones esotéricas de su época, a las organizaciones religiosas, a las organizaciones políticas... en definitiva, se puso en contra de todos y de todo.
Luego, cuando la organización del Movimiento Gnóstico se encaminaba a su expansión en toda América Latina, surge otro problema: la publicación de libros con contenidos psicológicos que transcriben (copia) enseñanzas de otras personas (Ouspensky, Gurdjieff).
Esta etapa en la obra de Victor Gomez es la más contradictoria ¿puede un Maestro copiar a otras personas sin mencionar a los autores de esas enseñanzas? ¿puede un Maestro  edificar su imagen basado en obras ajenas?.
Personalmente, creo que estos errores de Victor Gomez deslucieron la participación de Samael en la humanidad de este planeta.
Samael (el Ser) está fuera de la marcha de lo que Victor Gomez hizo.
Samael (el Ser) continúa su derrotero en la Creación, más allá de Victor Gomez.
Los estudiantes gnósticos debemos Despertar Conciencia y recibir la enseñanza en los Mundos Superiores, no en esta Tercera Dimensión.
En la medida en que sigamos discutiendo y aferrados a la vida material, no conoceremos  la realidad de la vida en el Universo, que está más allá de lo que nuestros sentidos físicos nos muestran, y nos sorprenderá la muerte física desperdiciando otra oportunidad para romper nuestra mecanicidad y llegar a la unión con nuestro Real Ser, nuestro re-ligare, nuestro Despertar, nuestra Iluminación Interior o como queramos llamar a trascender el estado humano.

Alejandro Zalazar

viernes, 24 de mayo de 2013

LA "IMAGEN" DE SAMAEL

Todos los seres humanos convivimos, a lo largo de nuestra existencia, con "imágenes" simbólicas, "ideales" que nos fijamos imitar y desarrollar en la vida.
En la niñez, nuestras "imágenes", nuestros "ideales" a seguir son nuestros padres físicos. Vemos a nuestros padres como seres perfectos, sin errores, que actúan ante las circunstancias de la vida con sabiduría y deciden nuestros pasos en el desarrollo de nuestra personalidad.
Con el paso de los años, y nuestras experiencias en la convivencia familiar, en el encuentro con nuestros amigos, y especialmente en la etapa escolar comenzamos a darnos cuenta que nuestros padres no son tan perfectos como nos imaginamos.
Descubrimos que otras personas actúan diferente ante distintos problemas de la convivencia. Notamos reacciones que no nos agradan, sufrimos por decisiones que nos afectan y castigos que creemos no merecer.
Lentamente, poco a poco, cambia la "imagen" de perfección que nuestros padres tenían.
En la adolescencia, directamente comienza una lucha por ganar espacios en el ámbito familiar. Comenzamos a tomar nuestras propias decisiones, comenzamos a apartarnos de las imposiciones familiares, tratamos de desarrollar nuestra propia vida basados en nuestras experiencias  emocionales e intelectuales.
Llega un momento en que debemos apartarnos de nuestros padres,lograr  la independencia económica y social. Nos encaramos a luchar por nuestras propias relaciones humanas, intentamos formar una pareja y crear nuestra familia, nuestra descendencia.
Allí, cuando nos alejamos de nuestro hogar paterno, la "imagen" de nuestros padres decididamente ha cambiado. Ya hemos descubierto sus errores, sus defectos, sus faltas. Y en la lucha por formar nuestra propia familia nos enfrentamos a situaciones sociales, laborales y familiares muy complejas, que nos exigen actuar según los consejos paternales o encaramos nuevas soluciones ante las dificultades de la vida material.
Y llega el momento en que, ante las decisiones que tomamos y sus consecuencias, comparamos nuestras actitudes con los consejos, las acciones, las determinaciones de nuestros padres en el pasado.
Y de esa comparación surge una nueva "imagen" paternal. Ya conocemos los defectos, las equivocaciones, los aciertos, las dudas de nuestros padres en la lucha por la vida. Y valoramos sus aciertos, reprochamos sus errores, asimilamos sus triunfos, respetamos sus derrotas...
Porque, al fin y al cabo, nos damos cuenta que nuestros padres eran seres humanos como nosotros, imperfectos y a la vez magníficos, vulnerables y a la vez invencibles, Y surge una "imagen" nueva. Una "imagen" completa, que reúne virtudes y defectos, y que define nuestra relación definitiva con nuestro padre y nuestra madre física.
Para completar esta "imagen" ocurrió algo inevitable: vivimos nuestra propia vida, vivimos nuestras propias experiencias.

¿Cómo relacionar esta "imagen" con Samael?

Sencillamente, Samael es nuestro "padre" espiritual. Es el Maestro que elegimos voluntariamente seguir como "gurú", nuestro introductor en el mundo del esoterismo.
Y aquí es donde debemos comprender nuestra relación con Samael y la Gnosis. Si no trabajamos internamente, si no Despertamos Consciencia, nos vamos a detener en la etapa de la niñez espiritual.
Defenderemos a capa y espada la perfección de nuestro "Padre Espiritual", sin atribuirle ninguna falta, sin cuestionar nada de lo que dijo o hizo.
Nos asimilaremos a un fanático religioso, incapaz de discernir una enseñanza, aferrados a dogmas y teorías que aceptamos como ciertas pero que no hemos experimentado.
Esta etapa, la "niñez espiritual", nos impide debatir, confrontar ideas o conceptos opuestos a nuestras creencias. No podemos ver otro enfoque de una enseñanza, una teoría nueva o un concepto renovador de la sabiduría.
Si nos decidimos a practicar la enseñanza, si experimentamos lo que tenemos aprehendido en el intelecto y lo llevamos al terreno de la experiencia directa,  logramos nuestras propias conclusiones, surge una comprensión distinta de esa "imagen", de ese ideario de nuestro "padre espiritual".
Dejamos atrás la "niñez espiritual" y vemos con un enfoque renovado a la enseñanza y al Maestro.
Y si logramos Despertar Consciencia, alcanzar nuestro desarrollo interno, podemos decir que alcanzaremos la "madurez espiritual". Y allí tendremos una "imagen" distinta de Samael y de la Gnosis. Que puede coincidir, o no, con nuestras creencias actuales, con nuestras convicciones de hoy.

Todos los estudiantes gnósticos del mundo nos encontramos en alguna parte de este desarrollo espiritual, pero debemos superar la etapa de "niñez espiritual" para completar la Obra de Samael.

                                                                   "... haz que tu Luz Brille ..."

Alejandro Zalazar




  

domingo, 7 de abril de 2013

"LOS DETALLES..." EL DESEO Y LOS CENTROS

Trabajar en la eliminación de cualquier Yo psicológico o Agregado Psicológico exige previamente el conocimiento total de los Centros y su funcionamiento, ubicación, interacción...
Ellos (los Centros) son los resortes que utiliza el Ego para manifestarse, los instrumentos a través de los cuales domina a la máquina humana.
El Auto-conocimiento es  tener Consciencia de todo los mecanismos interiores que expresan la Esencia y el Ego,  la influencia de la Personalidad en las manifestaciones egoicas y los mecanismos que utilizan los Tres Demonios (Mente, Deseo y Mala Voluntad) en relación con los Centros.
El llamado Demonio del Deseo está vinculado con el  anhelo de posesiones, materiales, intelectuales o espirituales.
El impulso de poseer, acaparar, bienes materiales, títulos académicos o incluso virtudes espirituales son la manifestación más evidente de este Demonio.
Todo aquello que excede la necesidad básica de satisfacer una necesidad de alimento, vestido o vivienda está influenciado por el Deseo.
Necesitamos alimentarnos, dar a nuestro cuerpo los nutrientes requeridos para su funcionamiento, pero cuando caemos en excesos en la alimentación, o pretendemos alimentarnos simplemente con lo que nuestra GULA quiere caemos en las redes del Deseo. En la infancia, cuando se forman los hábitos y la personalidad del niño, los padres suelen caer en el error de alimentar a los niños solamente con lo que a ellos les gusta, no lo que necesitan para un desarrollo equilibrado del cuerpo físico
Esto, que parece tan simple e intrascendente, después nos lleva a no valorar las circunstancias de la vida y nuestro Ego se mueve a sus anchas en nuestra psiquis. ¿Nos sentimos mal por no poder ir a un MacDonalds? ¿Pensamos que nuestra pareja no nos considera por que no visitamos algún restaurante? ¿Nos sentimos "bien"  si completamos una salida con una comida o una visita a una casa de comidas?.
Esto que es tan simple de entender, para muchas personas pasa inadvertido. La sencillez de la vida monacal no es para nosotros, nos decimos.
La Gula tiene resortes muy difíciles de comprender, si no estamos atentos y vigilantes a su manifestación. A veces, un pedazo de carne no nos sabe igual si no está cocido con un pedazo de queso encima. Una verdura, una ensalada, si necesitamos que tenga tal o cual condimento para consumirla, se transforma en una manifestación de la Gula.
Tampoco debemos excedernos en nuestros hábitos, y hacer de la comida una religión. Todo en su medida y armoniosamente. Pero necesitamos observar nuestros hábitos, nuestras costumbres, y necesitamos DESCUBRIR cuando estamos siendo dominados por el Deseo.
En el aspecto psicológico, el Demonio del Deseo muchas veces es el que permite a nuestro Orgullo manifestarse. Tenemos un carro, un vehículo, pero nuestro Orgullo necesita que ese carro sea el mejor, el más moderno, el "DE MARCA".
No importa que un vehículo sea un medio de transporte. Nuestro orgullo nos lleva a necesitar que también sea destacado del resto. Lo mismo ocurre con la ropa, con el calzado, con los accesorios... Todo debe estar "A LA MODA".
Igual que en el ejemplo anterior, el equilibrio es difícil de lograr, pero necesario. No vivir pendiente de la moda no significa presentarnos andrajosos, con ropa sucia, desgastada... Debemos vestirnos con corrección, por respeto a nosotros mismos y por respeto hacia los demás. Si queremos vivir sin preocuparnos por las apariencias vayamos a la India y caminemos como Monjes Mendicantes.
También el Demonio del Deseo nos lleva a acumular títulos universitarios. Nos sentimos plenos cuando vemos una pared llena de Diplomas y Certificados con nuestro nombre impreso en ellos.
Carreras, posgrados, doctorados, licenciaturas, tecnicaturas, nos atraen como moscas en la miel.
El Demonio del Deseo avivando, alentando, a nuestro Orgullo, a nuestra Codicia, a nuestra Envidia, incluso a nuestra Lujuria... porque no queremos estar en pareja con una mujer o un hombre. Muchas veces, especialmente en la juventud, necesitamos estar en pareja con LA MUJER  o EL HOMBRE más destacado, no un cualquiera o un Don Nadie.
Y el Deseo en el Plano Espiritual se transforma en una ambición desmedida por cualidades, por virtudes, por honores.
Movidos por el Deseo, el Sacerdote lucha por ser Obispo, el Obispo por ser Obispo Diocesáno, el Obispo Diocesáno por ser Arzobispo, el Arzobispo por llegar a Cardenal, el Cardenal por ser nombrado Papa o Patriarca...
Y entre los Estudiantes Gnósticos muchas veces queremos ser Instructores, Misioneros, Oficiantes, simplemente por ambición personal, no por amor a la humanidad.
Es muy amplio el trabajo del Demonio del Deseo en nuestras vidas, y en cada uno de nosotros tiene su forma particular de expresión, lo importante es descubrirlo y conocer los resortes que utiliza para facilitar la manifestación de los Siete Yoes causas en nuestros Cinco Centros.

Alejandro Zalazar





lunes, 11 de marzo de 2013

NUEVO SITIO DE ENCUENTRO

En búsqueda de una comunicación más personalizada, que pueda lograr encuentros directos y mayores vínculos, se encuentra disponible el sitio gnosticosunidos.blogspot.com. Los interesados en participar (es un grupo cerrado) enviar correo electrónico a la siguiente dirección a_julian232000@yahoo.com.mx.
Por favor, describir vuestra participación en Institución Gnóstica (activa o retirado), país y ciudad de residencia, y comentar  vuestras inquietudes.

Fraternalmente...

Alejandro Zalazar


domingo, 24 de febrero de 2013

"LOS DETALLES.." LA MENTE Y LOS CENTROS

Entre los "detalles"  que pasan inadvertidos en los estudiantes gnósticos es el trabajo que realiza nuestra mente, que personificamos en el Demonio de la Mente, en la manifestación del Ego en nuestros Centros.
Si nos auto-observamos el Centro Intelectual de inmediato veremos fluir en continua sucesión pensamientos de todo tipo. Recuerdos de eventos vividos en nuestro trabajo, situaciones de la vida familiar, imágenes de nuestro paso por la vía pública, nuestro barrio, nuestra ciudad, etc.
Es un continuo recordar o proyectar imágenes basadas en el recuerdo de cosas vividas o proyección de cosas que nos gustarían vivir, que forman nuestros anhelos y nuestros proyectos familiares, sociales, laborales, etc.
Generalmente, todos nuestros pensamientos pasan inadvertidos. No reparamos en ellos. Lo tomamos como una función normal del "animal intelectual". Grave error.
Es imposible dar el primer paso en el Despertar de la Conciencia si no somos capaces de tomar conocimiento cabal de todos nuestros pensamientos.
Detrás de cada recuerdo, detrás de cada proyección mental se esconde agazapado un Yo Psicológico.
El Ego necesita manifestarse, debe alimentarse y para ello necesita apoderarse de nuestra máquina humana y manifestarse en el Mundo Exterior, y la puerta que suele buscar abrir es nuestro Centro Intelectual.
Veamos esta analogía: cuando estamos aburridos en nuestra casa, y queremos ver televisión, tomamos el control remoto y comenzamos a realizar zaping. Repasamos de a una las distintas señales de los distintos canales en todos sus rubros. Vemos los canales de deportes, los que dan noticias, las señales que proyectan cine, los canales de variedades, los de cocina, los documentales, y un largo etcétera.
En cada canal, vemos imágenes que nos pueden resultar atractivas o no. Según nuestro humor, o nuestro estado emocional, finalmente elegimos una programación que nos "atrapa" y nos quedamos viendo un canal determinado.
Lo mismo hace nuestro Demonio de la Mente.
En la "pantalla" de nuestro televisor interior, el Centro Intelectual, se van proyectando sin interrupción imágenes de lo que vivimos en el trabajo, por ejemplo. Repetimos diálogos con compañeros de trabajo, volvemos a recordar las palabras que dijimos cuando atendimos a un cliente, recordamos los pasos que dimos para solucionar un imprevisto en nuestro trabajo, etc. etc. etc.
Volvemos al momento del desayuno, recordando el diálogo con nuestros hijos, o nuestro esposo o esposa. Recordamos los problemas para estacionar nuestro vehículo. Aparecen imágenes de los circunstanciales compañeros de viaje en el tren , en el subterráneo, en el bus...
Y de todas esas imágenes nosotros nos "enganchamos" con algo: con la discusión en la mesa del desayuno, o con el cliente que atendimos, o con el compañero de trabajo que no hizo lo que nosotros le dijimos que hiciera, o con la minifalda de la chica que viajaba con nosotros en el transporte público...
Y terminamos identificados con una imagen, una situación determinada, una persona o un lugar.
Y allí, cuando nos "enganchamos" con algo, cuando nos identificamos, aparecen nuestros Yoes entrando por el Centro Intelectual y dominando todos y cada uno de nuestros Centros.
El Demonio de la Mente manejó el control remoto en la pantalla de nuestra mente, y nosotros elegimos el programa que queríamos vivir.
Y así, identificados con algún pensamiento, comenzamos a manifestar nuestra Ira, nuestra Envidia, nuestro Orgullo, nuestra Codicia, nuestra Lujuria, nuestra Gula, nuestra Pereza.
Y nuestras energías se pierden en identificaciones con alguno de nuestros Yoes, dormidos e inconscientes, incluso en el Lumisial.

Alejandro Zalazar